Importante: La agenda y lista de espera para terapia está temporalmente CERRADA.

Muchas gracias por vuestra confianza. 

La única manera de encontrarse, es conociéndose a una misma.

Betty Friedan

Dar ese primer paso para comenzar una terapia psicológica así como elegir al profesional en el que confiar para que te acompañe en tu proceso personal es algo importante y clave para todas las personas. Por ello cuando alguien deposita su confianza en mi trabajo soy muy consciente de la responsabilidad que eso supone. Así que, lo primero que me gustaría hacer es agradecerte tu interés ahora en el servicio psicológico que pongo a tu disposición para trabajar en tu salud y bienestar.

Estás a punto de embarcarte en un viaje apasionante de autoconocimiento y cambio, apostando por una psicología científica, feminista y contextual.

Nos centraremos en que puedas ser tú tu propio agente de cambio, entendiendo las vivencias que llevas a tu espalda, la situación en la que te encuentras y la dirección que quieres darle a tu vida.

Pero no harás este viaje sol@. Yo estaré a tu lado apoyándote y dándote todas las herramientas necesarias para que aprendas y crezcas, para que resuelvas, para que sientas y no necesariamente te detengas. En definitiva, para que puedas elegir.

Mi objetivo es que acabes caminando de manera independiente, lo antes posible y que, aunque siempre puedas acudir a mí cuando pueda hacerte falta, no me necesites en un futuro.
 Que te lleves de esto todo un aprendizaje de vida contigo.

Para ello, tu compromiso con el trabajo en terapia va a ser fundamental y en sí parte del trayecto.

También quiero que conozcas mi servicio de Consultoría:

Lo he enfocado como una intervención breve y acotada diseñada para poder atender y guiarte ante una situación que puedas estar atravesando muy concreta, quizá fruto de la aparición de circunstancias puntuales: como clarificar la toma de una decisión, recibir información sobre cómo ayudar a alguien cercano que esté en circunstancias difíciles, información sobre cuestiones relativas a nuestra salud psicológica, algunas pautas para el manejo de alguna situación inesperada,… y que suelen encauzarse bien en una o dos sesiones (aunque eso siempre lo valoraremos mejor juntas cuando hagamos un buen análisis).

Te cuento un poco más: nos veríamos de manera online, ya sea para iniciar terapia psicológica o hacer una consulta. No sé si estás familiarizad@ con este formato, pero déjame contarte qué ventajas le veo yo a esta vía:

  • Tal y como ha avanzado la tecnología a día de hoy podemos tener una grandísima calidad a partir de videollamada que permite que desempeñemos un trabajo con la máxima garantía y eficacia.
  • Esta opción puede hacer la terapia aún más compatible con la vida en la medida en la que desde casa solo necesitas hacerle un hueco en la agenda. No hace falta que cuentes con los tiempos de desplazamientos ni costes que esto te pueda ocasionar.
  • No solo puede resultar más cómodo por todo ello sino que puede facilitar el curso y avance de la terapia (en caso de que tus horarios cambien, necesites más tiempo o descanso,…)
  • Puede ser un espacio de mayor intimidad al no tener que acudir a un centro y hacerlo desde donde estés cómoda.
  • Eliminamos barreras geográficas en la medida en la que compartimos idioma. Si vivimos en distintos lugares, si te vas de viaje,… puedes seguir teniendo la ayuda que tú consideres mejor para ti.
  • Si tienes alguna dificultad de movilidad esta opción seguramente te facilitará el acceso a seguir cuidando de tu salud psicológica.

Y por último y no menos importante, este será siempre un espacio seguro para ti. Un contexto donde puedas permitirte mostrarte con seguridad, probar y verte crecer. Un lugar en el que empoderarte.

Si estás dispuest@, comenzamos.

Contacta conmigo